Prurito o picazón, un síntoma importante en dermatología
De acuerdo con el especialista en dermatología, Dr. Javier Arellano, el prurito es un motivo común de consulta. Y nos explica, que está típicamente asociado con problemas en el sueño y el consiguiente deterioro de la calidad de vida, ya que el sueño es esencial para una salud óptima, tanto desde el punto de vista físico como mental.

Por Dr. Javier Arellano, dermatólogo de ConectaDoctor

El prurito, como síntoma, suele aumentar en la noche alterando los patrones y calidad normales del sueño. Existen muchas enfermedades a la piel donde este síntoma es muy importante, por ejemplo, Liquen plano y dermatitis atópica. Esto incide en un deterioro de la calidad del sueño. A su vez, este mal dormir o sueño de mala calidad puede resultar en una mala salud física y mental, así como en somnolencia y cansancio durante el día.

Esto puede tener consecuencias en un amplio rango de aspectos de la vida cotidiana, desde la socialización y vida familiar y afectiva, hasta una disminución de la productividad laboral.

Los dermatólogos debemos estar conscientes de las asociaciones dermatológicas comunes del prurito nocturno, y del deterioro de la calidad del sueño.

Si se tiene picazón o conocen a alguien con este síntoma, es importante consultar para definir la causa y un tratamiento específico.

Sobre el diagnóstico:
-  Hay una parte del diagnóstico que es clínico, es decir, lo hará el especialista en la consulta. Esto incluye el examen físico y la conversación sobre antecedentes y síntomas.
- Otra parte del diagnóstico se basa en exámenes de laboratorio, el prurito crónico puede ser marcador de enfermedades de órganos internos.

Sobre el tratamiento:
- El tratamiento busca eliminar la causa de la picazón.
- Tratamiento tópicos con corticoides, por ejemplo.
- Tratamientos orales con antihistamínicos y algunos otros medicamentos que mejoran el prurito por vías diferentes.

Otras medidas que se pueden tomar son:

-  Evitar elementos que podrían producir picazón, como ropa de lana, lugares muy calefaccionados, exceso de baños o exposición a algún producto de limpieza.
- Mantener humectada la piel, idealmente con productos neutros.
- Reducir el estrés o la ansiedad.
- Evitar rascarse.

Conecta con nuestros especialistas en dermatología, a través de www.conectadoctor.cl

Deja un comentario