Cefaleas ¿Qué las origina y cómo tratarlas?
Las cefaleas son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se calcula que casi la mitad de los adultos han sufrido por lo menos una cefalea en el último año y quienes sufren este trastorno sólo una minoría acude a un especialista para recibir un tratamiento adecuado.

A continuación, el Dr. Pablo Salinas, neurólogo de Conecta Doctor, experto en este tema, nos explica qué es una cefalea, sus factores, recomendaciones y en qué casos debemos consultar a un especialista: 

 ¿Qué es una Cefalea y qué síntomas tiene?

Cefalea es el término médico, para definir un dolor de cabeza, vale decir cualquier dolor que esté entre la zona de la frente y la nuca. Incluye todo el cuero cabelludo arriba y a los lados. Explícitamente, se excluyen los dolores faciales (de la cara) en esta definición, ya que generalmente corresponden a otros cuadros: odontológicos, neurálgicos, etc. Generalmente este dolor corresponde a una enfermedad en sí, solo cerca de un 5 a 10% de los casos corresponde a un síntoma de alguna lesión intracraneana.

- ¿Qué factores influyen en la generación de una Cefalea?

Generalmente la cefalea se origina espontáneamente por la disfunción de áreas encefálicas que generan el episodio de dolor. Esta disfunción se asocia generalmente a un desbalance de neurotransmisores, sustancias bioquímicas que normalmente produce el cerebro y sus estructuras asociadas.

Esta disfunción puede asociarse, muchas veces a temporadas o situaciones angustiantes para las personas, a algunos alimentos y bebidas o a la influencia de las hormonas sexuales en el caso de las mujeres. Actualmente, también sabemos que en la migraña, existe una exacerbación de la producción de sustancias inflamatorias corporales y craneales que generan el dolor.

- ¿Por qué hay más personas más propensas a sufrirlas?

Existe una predisposición genética a la presentación de cefalea, por lo que es bastante frecuente que las personas quejadas de esta dolencia tengan antecedentes del mismo cuadro entre sus familiares cercanos. 

- ¿Cuándo debemos consultar a un especialista?

Cuando la cefalea interfiere en las actividades de la vida diaria y se convierte en un problema que preocupa a la persona, es necesario consultar con médico(a).

La automedicación con analgésicos y sobre todo con preparados que incluyen ergotamina puede ser peligrosa, por sus efectos cardiovasculares, por lo que también debe ser otro motivo para consultar. En ese sentido, el consumo de 10 o más comprimidos mensuales de estos fármacos automedicados, ya se considera un elemento generador de cefalea y por ende nocivo, por lo que es un motivo que debe llevar a consultar.

El abordaje inicial puede ser hecho por medicina general, si esto no da resultados satisfactorios se recomienda consultar con un especialista. 

- ¿Existe tratamiento para las cefaleas? y ¿Qué recomendaciones nos podría entregar?

Inicialmente se deben reconocer y evitar los eventos y factores desencadenantes de cefalea en cada persona. Por ejemplo: alimentos condimentados, o "cálidos", la salsa de soya, chocolate, quesos o el alcohol. La exposición a temperaturas elevadas y humedad o la falta de una correcta cantidad de horas de sueño.

Por otro lado, el ejercicio regular, la suspensión del consumo de tabaco, una dieta balanceada y la mantención de un peso adecuado, se asocian en el mediano plazo a la reducción de e crisis de cefalea en gran cantidad de personas. 

La recomendación de manejo en la crisis es con un analgésico fuerte y rápido, al inicio de la crisis. No esperar que ella desaparezca por sí sola, ya que esto no va ocurrir.

Se pueden ocupar antijaquecosos específicos en caso de episodios de migraña (o jaqueca), como los triptanes.  Ahí es necesario recordar lo contraproducente de usar preparados que contengan ergotamina, por su alto riesgo adictivo, su amplia capacidad de generar cefalea farmacológica y por sus efectos cardiovasculares riesgosos.

En caso de existir 8 o más episodios mensuales de cualquier intensidad, ya es posible que se requiera ocupar tratamiento preventivo, vale decir a diario, por lo que debe ser motivo de consulta.

Deja un comentario