Síndrome de intestino irritable
Existen múltiples mecanismos en nuestro organismo que participan en el desarrollo de este tipo de cuadro, entre ellos, desequilibrio en las bacterias intestinales, la percepción alterada del dolor, un manejo no adecuado del estrés, entre otros. El Dr. Zoltán Berger, gastroenterólogo de Conecta Doctor con más de 40 años de experiencia, nos entrega algunas claves de este malestar, tan común entre los chilenos.

- ¿Por qué se genera el colon irritable?

          La causa exacta de “colon irritable” no está identificada. Existen múltiples mecanismos participando en el desarrollo de este cuadro. Este trastorno funcional compromete al tubo digestivo entero, por lo que su nombre es “síndrome de intestino irritable”.

La comida avanza desde la boca a través del esófago, estómago, intestino delgado luego grueso (= el colon), gracias a contracciones reguladas de los músculos en la pared del tubo digestivo. Esta función esta bajo de influencia de fibras nerviosas, gran parte independientes de nuestra voluntad. El trastorno de esta función armónica lleva a los síntomas de “colon irritable”. Participa también la pérdida de equilibrio de millones de bacterias intestinales, que producen gases, aumentando la sensación de hinchazón, tan característica en intestino irritable. Un tercer factor importante, también es la percepción alterada del dolor.

- ¿Qué factores externos propician que esto se genere?

Aunque no podemos influir en la función del sistema nervioso autónomo del intestino, el estrés permanente o reiterado es el factor externo más importante. Sin embargo, frente a un estrés de misma intensidad, no todas las personas desarrollan los síntomas de intestino irritable, el enfrentamiento personal y el manejo del estrés es determinante. Hay muchos pacientes quienes sufrieron diferentes traumas sicológicos en su infancia.

Otro factor potencial es una infección aguda gastrointestinal, seguido por mucha preocupación del individuo frente a hinchazón, trastornos intestinales residuales leves, ya después de resolución de síntomas más graves, que por un círculo vicioso lleva al desarrollo del “síndrome de intestino irritable postinfeccioso”.

- ¿Qué alimentos son recomendables no comer cuando se sufre de colon irritable?

El desarrollo de intestino irritable no es consecuencia de la dieta. En sus períodos poco sintomáticos no requiere mayores restricciones. En fases con más molestia y dolor, es recomendable evitar todos los alimentos que provoquen hinchazón. Para tener un listado informativo completo con recomendaciones de dieta, sugiero consultar la página
dieta baja en fodmaps – IENVA
  -   recomendaciones-dieteticas-baja-en-fodmaps.pdf

- ¿Frente a qué síntomas debemos consultar a un especialista?

El intestino irritable tiene sus criterios diagnósticos, pero en muchos pacientes requiere una vez un estudio relativamente completo (en general exámenes de laboratorio, ecotomografía abdominal, eventualmente endoscopia digestiva alta) para descartar otra enfermedad, que puede producir molestias similares.

Esta enfermedad no guarda ninguna relación con cáncer, el colon no tiene enfermedad orgánica. Si una persona ya tiene diagnóstico de “colon irritable” y sus molestias vuelven, no necesita nuevos exámenes. Al contrario, si las molestias cambian, aparece fiebre sobre 38ºC, cambia el carácter del dolor, baja de peso o aparece sangre en las deposiciones, hay que consultar al médico nuevamente.

- ¿Qué recomendaciones nos podría entregar para cuidar nuestro colon?

Enfrentar las situaciones normales de la vida en forma más natural: algún grado de hinchazón, meteorismo, cambios en la consistencia de deposiciones forman parte normal de la vida de personas sanas. Además, el estrés es parte cotidiana de nuestra vida, lo que es difícil a aprender, es su manejo sin dañar a sí mismo. En este aspecto sicólogo, expertos de diferentes métodos alternativos (por ejemplo “mindfulness”) pueden ayudar. En cuanto a la alimentación, se recomienda comer con moderación, evitar los extremos en cantidad y en cualidad, pero no es necesario privarse de los placeres de la comida rica.

Deja un comentario