¿Qué es la ansiedad?
En un contexto de pandemia, donde la vida cotidiana ha cambiado considerablemente, mucho se habla de ansiedad; porque efectivamente, los cambios de escenarios y la incertidumbre pueden aumentar esta sensación a tal grado de dificultar nuestra vida. Lilia Delgado, psicóloga de Conecta Doctor, experta en esta materia, nos explica de qué se trata este estado emocional y cómo podemos trabajarlo.

De acuerdo a la psicóloga de Conecta Doctor, la ansiedad es una sensación o estado emocional normal ante determinadas situaciones y que constituye a una respuesta habitual a situaciones cotidianas estresantes. Nos avisa ante un peligro real.

Los síntomas de la ansiedad se pueden dar en el ámbito físico, psicológico y conductual. Los más frecuentes son: agitación, temblores, inquietud, tensión muscular, sensación de ahogo, palpitaciones aceleradas, sudoración, sensación de que va a suceder algo, dificultad para conciliar el sueño, dificultad para concentrarse, irritabilidad, cambios en el apetito, entre otros.

¿Qué recomendaciones nos podrías entregar para controlar la ansiedad en casa?

La ansiedad va a existir siempre en distintos momentos de nuestra vida, es por eso que hay que aprender a regularla.

1. Mejor entendimiento de la ansiedad: Una buena forma de empezar es con el autoconocimiento. Llevar un registro de cuándo, cómo y porqué te sientes de esa manera. La escritura nos ayuda a ordenar mejor los pensamientos y visualizar de mejor manera lo que sientes, ya que proporciona un espacio para estar consigo mismo en un estado de autorreflexión.

2. Relajación: Buscar actividades de relajación que más se acomode con tus gusto y estilo de vida, como yoga, actividad física, salir a caminar, etc. Es importante el poder de la respiración profunda (inhalar en 5 tiempos y exhalar en cinco tiempos). Esto ayuda a la relajación de los músculos y a que te enfoques en otras cosas.

3. Modificación de pensamientos: Los pensamientos catastróficos como “todo va a salir mal” o “no puedo con esto”, sustituirlos por pensamientos más positivos como “estoy suficientemente preparado para esto”, o pensamientos más realistas porque ¿Cuál es la posibilidad real de que absolutamente todo salga mal?

4. Modificación de la conducta: Tratar en la manera de lo posible, hacer frente de manera gradual a los temores que aumenta la carga ansiógena.

¿Ante qué síntomas deberíamos consultar a un especialista?

Cuando los síntomas de ansiedad mencionados anteriormente y los miedos son permanentes y abrumadores e interfieren de forma drástica en la vida cotidiana, de forma desproporcionada y demasiado prolongada.

Deja un comentario